LEE EL ARTÍCULO

LEVÁNTATE Y EMPIEZA…

Ey tú… Sí tú, ¿Cuándo miras hacia atrás te gusta lo que ves? Si no te gusta, no importa, ya pasó, podrías mirar hacia adelante e imaginarte haciendo lo que tanto quieres, es mil veces mejor soñar con un futuro mágico a que quedarse clavado en un pasado adverso.

¿Crees que lo que estás haciendo hoy te conducirá a eso que quieres ser mañana? Pues déjame decirte que lo realmente importante, es lo que estás haciendo hoy por tí, lo que pasó ya no lo puedes cambiar y lo que esperas por venir no sabes cómo será, así que disfruta del hoy, de tú hoy…

Despiértate y golpea al mundo hasta el último instante, déjame decirte que el libro llamado vida, viene con los siguientes capítulos, errores, desaciertos, miedos, dudas, fracasos y burlas, pero también estoy segura de que sabes que el amor, la pasión, la entrega y esas ganas por vivir, son esos capítulos que hacen interesante tu escrito.

Te contaré una historia… Un día en lo que yo creía era la mejor etapa de mi carrera, fui invitada para hacer parte de un gran evento, sería “la telonera” en un concierto de Carlos vives,… Que mejor y más grande regalo de la vida que hacerlo en mi ciudad natal Barranquilla.

Todo estaba dado, ensayé por semanas, busqué bailarines, alisté vestuario, camarógrafo, hasta una pequeña camioneta alquilé, mi equipo estaba completo, mi familia y todas las personas que me seguían estarían allí apoyándome, pero ¿Que creenla persona que me invitó, ese día se sentó en frente del concierto a ver como uno a uno de los artistas pasaban, excepto yo.

Justo en ese momento donde supuestamente yo tendría 10 minutos para hacer lo que sería “mi debut oficial en mi ciudad natal”, ocurrió un imprevisto, una pelea entre los equipos de dos famosas agrupaciones y los técnicos del sonido decidieron apagar la música, ¡ Yo no lo podía creer!

Caminaba de un lado a otro intentando hacerme escuchar y mi representante también, simplemente nadie me escuchaba, nadie me veía, pasaba y pasaba el tiempo y “mi tiempo “se iba acabando, me sentía morir, sin embargo nunca perdí la esperanza, pelee hasta el último momento, ya casi faltaba el último artista por cantar y definitivamente pasó lo que jamás imaginé y contemplé, me quedé allí, invisible, impotente, devastada y tirada literalmente en un andén del estadio Romelio Martínez de Barranquilla.

No valió mi esfuerzo, no podía pelear con nadie, porque a esos niveles, siempre hay alguien con más poder que tú y en este medio en ocasiones se trata de eso.

Yo no podía ni llorar, estaba impávida y como un zoombie, para completar la situación, mi celular se descargó, no puede comunicarme con mi familia y con la gente que había ido conmigo, pues ellos estaban en frente en medio de la multitud esperando verme cantar. Por suerte alguien conocido tuvo compasión de mí y de lo que vió yo estaba viviendo y decidió llevarme a mi casa, pues tanta era la indignación de mi abogado y representante en ese entonces que él quería como fuera hacerse sentir y se quedó allí también tratando de hacerse escuchar.

Yo saque una gota de dignidad y decidí irme, como dicen por allí “con el rabo entre las piernas”, no puedo decir que con la frente en alto, nunca me había pasado eso, y es que cada vez que nos enfrentamos en la vida a situaciones nunca jamás vividas quedamos descolocados, bueno, así quede yo.

Llegué a la casa de mi Madre, me acosté en una hamaca que ella tenía fuera toda mi familia buscándome, y yo solo podía preguntarle a Dios, ¿Por qué, Por qué a mí? si lo había dado todo… Si lo había hecho todo para estar allí… No puedo decirte a ciencia cierta cuál fué la falla, quizá el haberme confiado en la palabra de alguien que era un empresario y que se supone sería serio.

El asunto es que ese día dije, ¡NO MÁS! no quiero saber nunca más nada de la música y ¿Que creenAños despues sigo intentándolo, he dicho muchas veces ya no más y te he contado esta historia una de las tantas que he vivido por ir detrás de mi sueño, para que sepas que nada de lo que anheles hacer con el alma, será fácil ó sin obstáculos.

¿Te cuento algo muy privado? sólo lo vas a saber tú… Hace poco pensé en cambiar ese sueño y sin darme cuenta ¡LO ESTABA MATANDO!, por Dios estaba matando mi sueño… Pensé en reemplazarlo con otras cosas que también me hacen feliz, pero que no son en realidad mi pasión.

Así que a tí te digo, sea lo que sea que hayas vivido, no permitas nunca que nada ni nadie te detenga, no permitas que nadie te diga que no puedes hacerlo, no le creas a nadie, ni a las peores circunstancia, porque así quizá no alcances ese sueño, ¿Sabes qué? estás vivo, y tú si tienes la valentía de seguirlo intentando, así que sonríe cada día por que algún día llegará, eso deberá ser más que suficiente para querer estar en esta vida.

Levántate, levántate, porque lo que tú no haces por ti, nadie vendrá a hacerlo en tu nombre.

Espero te haya servido mi escrito, déjame tus comentarios que te responderé. 

Con amor May…

 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *