LEE EL ARTÍCULO

SITUACIONES QUE PUEDEN BLOQUEAR EL PROPÓSITO DE TU VIDA:

Las responsabilidades: Si no eres capaz de soltar la maleta para llevar a cabo el llamado de Dios.

La rutina: Cuando tenemos miedo a salir de nuestra zona de confort, cuando pasan y pasan los años y lo único que cambia es la vela en nuestra torta de cumpleaños, si no nos arriesgamos no ganamos, y el fracaso aunque no lo creamos, hace parte del éxito.

Las limitaciones: El salario, papeles que te faltan, casas prestadas, matrimonios infelices, es cuando nos encerramos mentalmente en cuartos de dos techos, a Dios le encanta que tengamos fé y que creamos en lo que él nos dice a pesar de nuestras limitaciones y de lo que no vemos.

La culpa: Una cosa es arrepentirnos de nuestros errores y otra vivir amarrados a la culpa, la gracia de Dios amplia los sueños, la culpa encoge las esperanzas… Cree que a pesar de tus errores Dios te va a dar, el fracaso no te debe dar miedo, debe capitalizarte no paralizarte, debes aprender de él, no importa por lo que sea que hayas fracasado, pero ellos te enseñan, te hacen crecer, no importa si te caes, lo importante es que no te quedes caído y cuantas veces te levantas, eso es de GRANDES.

El temor: La vida es correr riesgos, ¿Quién se casa completamente seguro de que su matrimonio será para toda la vida? No disfraces la pereza, con la voluntad de Dios, Él te regalo algo que se llama intuición, mira que te mando que te esfuerces y seas valiente.

Así qué #AMOREMIO Para ser cabeza y no cola, tienes que pedir, no mendigar, aprende a recibir, y a decir gracias…

Yo antes no creía en mí y no sabía que tanto poder tenía en mis palabras, en mi fuerza interior, cuando por fin lo supe, empecé a accionar, ahora te inspiro a ti que estás leyendo este artículo y he emprendido un largo camino al propósito de Dios para mi vida, por eso hoy te digo no tengas miedo sueña, pero sueña EN GRANDE.

Espero te haya servido mi escrito, déjame tus comentarios que te responderé.

Con Amor May…

 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *