LEE EL ARTÍCULO

MUJERES DEL SIGLO XXI.

Basta con tener una conversación con nuestras madres o abuelas, para notar que en la actualidad las mujeres somos muy diferentes.
En esencia somos las mismas, pero ahora poseemos otra actitud ante los retos y roles que se presentan en la vida, y todo ello lo hemos aprendido de valiosas lecciones del pasado que hoy nos ayudan a ser mejores personas. Las mujeres del siglo XXI, no solo tienen poder político sino presencia en los medios de comunicación, influencia en los negocios  y participación en organismos civiles, además de fortunas personales.

A continuación te diré algunos conceptos con los cuales creo que se identifican muchas de las mujeres de este siglo.

TENER HIJOS YA NO ES UN FIN SUPREMO: “En el pasado se estimaba que las madres necesitaban tener un promedio de 2.1 hijos para asegurar el reemplazo natural de la población de un país. En muchos países europeos, el crecimiento de la población se detuvo en la década de 1960, y la tendencia se mantiene desde esa época. En los años 1990, las tasas de fertilidad disminuyeron drásticamente. Entre las naciones de la Comunidad Europea, el número promedio de niños por madre llegó a 1.4; la tasa de Italia, de 1.2, fue la más baja del mundo en 1997” Este escrito de la  fuente Historiasybiografias.com, describe de forma estadística, lo que según conversaciones con muchas mujeres he recopilado a lo largo de estos últimos años.

CASARSE ANTES DE LOS 30 YA NO ES UNA PREOCUPACIÓN: Si bien era cierto que en la época de nuestros abuelos, las mujeres que no se casaban antes de los 20 y en la de nuestros padres antes de los 30, era un motivo de frustración personal y ante la sociedad, hoy en día los 30 en las mujeres, es la búsqueda por desarrollare personal y profesionalmente, y cada vez se va postergando más el tema de ser madres. Así que Mi niña no te sientas mal si ya tienes 30 y no ha llegado tu príncipe azul, eso significa que quizá debas seguir trabajando en convertirte en esa princesa para ese hombre maravilloso que Dios tiene para ti.

PODEMOS SER MAMÁS Y PROFESIONALES A LA VEZ: El mito de que el hombre era el único que debía trabajar y llevar el sustento a la casa, dejo de ser eso, desde hace mucho tiempo, hoy en día tanto mujeres como hombres, salen en busca de un porvenir para su familia, e incluso hay mujeres con mejores posiciones laborales que algunos hombres, circunstancia que en ocasiones es la causantes de muchos divorcios… Ya que en la antigüedad nuestras madres y abuelas tenían que estar sometidas a un hombre por no perder la estabilidad que estos les brindaban. Pero las mujeres de hoy en día no solo salen a cumplir con su trabajo, si no que pueden seguir ejerciendo de manera perfecta su rol de madres.

Bella dama, si estás leyendo este artículo es porqué seguramente naciste en este sigo, agradece y deja que tu potencial siga creciendo, que no te determine una relación, o una familia, que si bien es cierto son muy importantes en nuestras vidas, debemos entender que nuestra real felicidad depende de que realizadas y completas nos sintamos con nuestra propia vida, esa que tiene que ver con la libre expresión, autonomía, la realización personal y el amor hacia los demás.

Espero te haya servido mi escrito, déjame tus comentarios que te responderé.

Con Amor May…

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *